Joven de 27 años se liga las trompas de Falopio: cada vez más mujeres deciden ser “libres de hijos”

La cantidad de mujeres que deciden no ser madres, sigue en aumento. Y ahora, conforman un movimiento que se denomina “Child Free”, algo así como “Libres de Niños”.

Belén, una joven de 27 años de Argentina, también decidió formar parte de estas mujeres que deciden no tener hijos, pero ella ya pensaba en esta posibilidad cuando tenía 14 años.

Siendo aun adolescente, Belén estaba en clase cuando una compañera suya le dijo a una profesora “qué feo que usted no haya tenido hijos”, a lo que la docente respondió que estaba feliz con su decisión y que era algo de lo que no se arrepentía.

Fuente: Especial

A partir de ese momento, Belén empezó a analizar la idea de no ser madre como una posibilidad válida y respetable, porque hasta ese momento no se le ocurría que esto pudiera ser realidad. La sociedad machista y patriarcal, junto con los mandatos sociales que nos vienen inculcando desde hace siglos y siglos “configuran” a las mujeres en la creencia de que ser madres y esposas es casi un deber.

Pero no… ser madres y esposas es una elección. Algo que cada una debe querer para sí misma por otras razones ajenas a “lo que debe ser”.

Belén cuenta que cada vez que se encuentra con excompañeras de colegio, le preguntan si tiene hijos y que todas ponen cara de asombro cuando ella explica que no los tiene ni los quiere tener.

Fuente: Belén Álvarez

Cuando escuchó de su profesora a los 14 años que era feliz con su decisión de no ser madre, Belén pensó: “esto es lo que yo quiero para mí”.

Asimismo, habla del respeto a las decisiones ajenas. Ella no se opone a que otras mujeres cumplan su sueño de ser madres, de modo que también espera que se respete su deseo de no serlo.

Afirma que la sociedad no está acostumbrada a que las mujeres decidan sobre su propio cuerpo y por eso esta idea de no tener hijos, en general, no es bien recibida.

Las mil y una trabas.

Pero una vez tomada la decisión con firmeza y convicción, Belén se encontró con un montón de trabas, impedimentos y negativas sumamente frustrantes.

Que tenía que tener al menos tres hijos, que tenía que esperar hasta los 30 años, que se le iba a pasar… cada vez que golpeaba una puerta pidiendo la ligadura de trompas, esa puerta se cerraba.

Finalmente, llegando a los 27 años, logró que un médico le practicara esta cirugía y dice que se sintió “liberada”.

Fuente Google

Ella también espera poder luchar contra los estereotipos que parecen querer instalar la idea de que las mujeres que no quieren tener hijos, es por “odian” a los niños.

Nada más lejos de la realidad, al menos para Belén, que dice que le gustan los niños y ama a sus sobrinos.

Las razones por las cuales algunas mujeres no quieren ser madres, son múltiples y variadas.

En su caso, no quiere ser madre simplemente porque no y, además, porque no quiere transmitir a su hijo una condición de salud que se hereda y que prefiere no aclarar.

Muchas mujeres tienen una enfermedad hereditaria que no quieren transmitir a sus hijos, o prefieren priorizar sus carreras, o quieren viajar o simplemente no quieren atarse al cuidado y la responsabilidad que implica cuidar a un niño.

Fuente: Belén Álvarez

Belén actualmente forma parte del movimiento “Child Free” y uno de sus principales argumentos es que no considera que sea responsable traer al mundo a un hijo que no se desea. ¿Acaso el mundo ya no está bastante poblado de niños no deseados?

Y cuando llegan la tan conocida pregunta “¿Quién te va a cuidar cuando seas vieja?”, Belén responde que conoce a muchos viejitos que están solos y que nadie los cuida a pesar de tener varios hijos.

Y agrega: “¿Hay que traer un hijo al mundo para que sea tu enfermero? Eso sí me parece egoísta”.

Para pensar.