Su padre quería que él fuera boxeador, pero terminó siendo Drag Queen.

Como padres, esperamos que nuestros hijos crezcan, que estudien y que sean felices. Podemos tener grandes expectativas depositadas en ellos, pero su voluntad es más fuerte que nuestros deseos y sólo nos queda apoyarlos en cualquier cosa que emprendan.

Fuente: William Lailey / Caters News

Darren Butler, es el padre de Fabian, de 11 años. Él quería que fuera boxeador, pero terminó aceptando el deseo de su hijo de convertirse en la Drag Queen más joven del Reino Unido.

Así fue cómo nació; Francheska Valley. Ese fue el nombre artístico que eligió Fabian.

Darren se dedicó al boxeo durante su juventud y dentro de sus expectativas depositadas en su hijo, esperaba que él también se dedicara a este deporte o quizás, al fútbol; pero los deseos de Fabian estaban orientados hacia otro lado.

Fuente: Mercury Press & Media

Cuando tenía 8 años, comenzó a vestirse de mujer, como si fuera un juego. Al principio, Darren estaba confundido y hasta molesto. No quería ver a su hijo vestido de mujer, pero finalmente terminó aceptando que esa era su voluntad. Eligió respetarlo.

Reconoció que “el juego” de Fabian vistiendo la ropa de su propia madre, no le parecía bien y se dejó invadir por los prejuicios, preguntándose qué dirían sus amigos. Trató de hacerlo cambiar de actitud, pero no lo logró. Finalmente, lo aceptó y ahora se siente orgulloso de él.

Fuente: William Lailey / Caters News

Fabian es Francheska Valley.

El personaje Drag Queen de Fabian, se llama Francheska Valley,.

“Yo era un niño como cualquier otro. Cuando tienes a tu propio hijo, te creas tus propias expectativas.

De niño, solía boxear y cuando Fabian llegó a mi vida, pensé que algún día cuando creciera, querría dedicarse al boxeo.

Yo lo llevaba a jugar al fútbol conmigo, pero veía que no era algo que disfrutara. Él prefería el club de teatro y el grupo de gimnasia.”

Fuente: William Lailey / Caters News

No fue fácil para Darren, pero comprendió que este era el sueño de Fabian y decidió que él no sería un padre que negara la realidad o que pusiera obstáculos a la felicidad de su hijo. Verlo contento era su prioridad.

“Al principio, cuando lo veía vestirse, pensaba que simplemente era un juego. Me negaba a verlo.

Cuando lo hablamos con mi esposa, finalmente entendí que era una realidad. Confieso que me sentí muy herido.”

Fuente: William Lailey / Caters News

Lo que había soñado para Fabian era muy diferente de la realidad, pero no se puede cambiar lo evidente.

“Mi esposa me convenció de que fuera su primera actuación, porque yo realmente no quería ir.

Pero cuando vi lo feliz que era en el escenario y lo mucho que esto significaba para él, se me llenaron los ojos de lágrimas y entendí que tiene derecho a vivir sus sueños y no los míos.”

Acuerdos y desacuerdos.

Al principio, los desacuerdos entre Rachel y Darren, eran frecuente. Su madre fue la primera en entender una realidad que no se podía ocultar.

“A medida que crecía, comencé a comprarle maquillaje y eso provocó muchas discusiones entre nosotros,” recuerda Rachel.

Si bien al principio Fabian utilizaba la ropa de su madre, ella luego comenzó a comprarle vestidos con mucho brillo, maquillaje fluorescente, mechas rubias y tacos altos; con los que él creó su propio estilo.

“Para nosotros es simplemente normal. Crecimos con él durante este proceso y ya no necesitamos hablar al respecto. Todo es normal.”

Fuente: William Lailey / Caters News

Los desacuerdos de la pareja al principio, se convirtieron en motivo de orgullo y así lo expresa hoy Darren. Dice sentirse “el papá más orgulloso del mundo”.

Hoy, ambos padres apoyan a Fabian, pero no olvidan los momentos de desconcierto y las lágrimas que les costó este duro proceso.

Darren odiaba que Fabian se maquillara y le exigía que no lo hiciera. Todos discutían y Fabian terminaba siempre llorando.

“Fue muy frustrante para mí. Yo sólo podía ver que mi hijo era feliz maquillándose”, contó Rachel.

El talento de Francheska.

Pero esa primera actuación de Fabian en la DragCon de Londres, cambió por completo la percepción de Darren.

“Cuando lo vi actuar, se me llenaron los ojos de lágrimas. Era la primera vez que lo veía”, confesó.

Rachel estaba feliz. “Fabian lloraba de la emoción porque su papá había ido a verlo. Simplemente le dije que saliera e hiciera su mejor actuación.

La situación en casa cambió al punto de que el propio Darren acompaña a Fabian a comprar ropa y maquillaje.

“Lo felicito por su maquillaje, le digo lo bien que se ve y lo apoyó en todo.

Me sorprendió la cantidad de Drag Queens que se me acercaron y me dijeron que deseaban tener un padre que los apoyara tanto como yo hacía con Fabian.

Me hizo comprender lo difícil que debe ser para ellos y no quiero eso para mi hijo”.

Fuente: William Lailey / Caters News

Y Fabian también tiene algo para decir. En pocas palabras, expresa la felicidad que siente al sentirse aceptado y apoyado por las personas más importantes del mundo para él.

“No importa la edad que tengas, solo debes hacer lo que amas y vivir tu vida”

fabien

Estoy feliz de que mi papá me apoye, pero lo que más valoro es que me diga que me ama, porque eso significa mucho para mí.

Todo lo que siempre he querido, es que mi padre me apoye y esté orgulloso. Esto nos ha unido como familia.”

Entendemos la frustración de Darren al principio. Él hubiera deseado algo diferente para su hijo, pero debemos entender que nuestros hijos tienen sus propios deseos y objetivos.

Lo mejor que podemos hacer como padres, es respetarlos en lo que decidan y no negar la realidad. Ellos siempre valorarán nuestro amor y nuestro apoyo incondicional.