Descubre tu lado más salvaje con este Test de personalidad.

En tiempos en que todo es tan analizado, es bueno recordarnos que somos animales instintivos y que ese sexto sentido no nos falla. Es lo más fiel que tenemos en nosotros, para nosotros mismos.

Todos y cada uno de nosotros, tiene un costado animal, primitivo y salvaje. El instinto, es el mejor ejemplo. ¿Por qué algunas personas no nos caen bien, aunque nunca hayamos cruzado ni una sola palabra?

Ese “sexto sentido” que nos transmite un mensaje, es difícil de explicar, pero es el que nos pone en alerta ante un posible peligro, porque genera una amenaza en nuestro inconsciente. En consecuencia, nos protegemos como mejor nos sale, precisamente, de manera instintiva.

Pero al ser un lado salvaje de nuestra personalidad, seguro que no encontraremos que las reacciones sean “cuentos de hadas”. Si estás dispuesto a leer lo que representa en tu persona, es necesario que dejemos este punto en claro.

Volvamos a conectarnos a nuestra propia esencia y veamos cuál es el aspecto salvaje que más nos domina. Utilicemos esta información sobre nosotros mismos en nuestro beneficio.

Esta imagen puede revelar mucho. Mírala de manera integral y lo primero que veas, dirá mucho de tu personalidad. Más abajo, te lo revelamos.

Un león devorando una gacela.

Esta primera imagen del león devorando una gacela, revela un carácter fuerte y dominante, tanto en el ámbito profesional, como personal. Sabes ser líder, conductor y jefe.

No temes decir lo que piensas y hablas de tus sentimientos y sensaciones cada vez que es necesario. Sabes cómo defender tus intereses, porque cuando debes argumentar tus ideas y opiniones, eliges con cuidado las palabras exactas que necesitas para convencer.

Pero algunas veces, este carácter fuerte, acompañado de una personalidad avasallante, puede intimidar a las personas que te rodean. Incluso, algunos pueden tomar distancia para evitar los conflictos.

Si esperas tener una mejor relación social, es importante trabajar sobre los impulsos. Es cierto que es algo positivo saber lo que uno quiere para si mismo y lo que espera de los demás, pero también debes tomarte un tiempo para escuchar y saber qué es lo que los demás esperan de ti.

Recuerda que los intercambios de ideas pueden mejorar la realización de los proyectos.

Fuente: CANVA

Un rostro de mujer.

Si lo primero que viste fue un rostro de mujer, entonces tu personalidad revela un lado primitivo muy sensible. Cualquier cosa puede afectarte y hacerte estremecer.

Prestas mucha atención a todos los acontecimientos por igual y el menor cambio o contrariedad puede influir por completo tu estado emocional.

Esto, a menudo te hace sentir bloqueada y en ocasiones te impide terminar una tarea que hayas empezado, porque tienes la cabeza en otra cosa.

Una discusión de pareja la noche anterior o en la mañana, tiene repercusiones nefastas en tu humor y tu estado de ánimo, durante el resto de tu día.

Las confrontaciones te desestabilizan y odias los conflictos al punto de evitarlos todo lo posible.

Sabes que eres sensible, pero no sabes cómo solucionarlo. No tiene nada de malo sentir con tanta fuerza cada suceso que te atraviesa, pero, también es conveniente saber tomar distancia de tantas emociones.

Cuando algo te afecte, intenta aislarte durante algunos minutos. Respira profundo y relájate. Una vez que te sientas más tranquila, analiza la situación.

¿Vale la pena sentirse tan afectado? Si la respuesta es sí; ¿qué opciones de solución tienes a la mano? Si la respuesta es no; entonces es necesario pasar a otra cosa.

Puedes preocuparte por una situación, pero intenta ser más objetiva y plantearte si es tan importante.

Si alguien te ha lastimado u ofendido, intenta ser más tolerante con las personas que te rodean. Nadie es perfecto y todos podemos intentar mejorar.

Fuente: CANVA

La parte positiva que te deja tu sensibilidad, consiste en la solidaridad hacia otros y también hacia ti mismo.

En relación a otros, porque eres capaz de entender los conflictos ajenos y de aportar consejos y soluciones acertadas.

En relación a ti misma, la sensibilidad te permite detectar con rapidez a quienes son o no son convenientes tener cerca. En este caso, se activa nuestro costado primitivo de instinto de supervivencia que detecta el peligro y la amenaza.

Gracias a este don de la sensibilidad, puedes alejar muchos conflictos antes de que se produzcan.

Cuéntanos si tu elección corresponde con la interpretación de la imagen.

¡En mi caso fue exacto!