La policía emite una advertencia urgente tras la muerte de una mujer por un “dulce de cannabis”.

Una joven de 23 años murió después de consumir unos caramelos de cannabis y el hecho encendió nuevamente el debate en torno a esta sustancia.

Con esta tragedia, el debate sobre el uso del cannabis suma un nuevo capítulo. Por un lado, los defensores; que aseguran que, los resultados de la aplicación médica del cannabis es positiva para tratar algunas enfermedades, por otro lado; los que dicen que puede ser perjudicial o agravar la condición de los enfermos.

Imagen referencial – Fuente: Google

Sabemos que todavía hay mucho por investigar, pero lo más importante, es tener al menos una referencia segura sobre quienes procesan y distribuyen los medicamentos hechos en base al cannabis.

Morir por un caramelo.

Hace pocos días, la policía de Londres emitió una advertencia urgente después de que una mujer muriera por comer un “caramelo de cannabis”.

Dos jóvenes de 23 y 21 años residentes en Ilford, en los suburbios de Londres, pidieron unas “gominolas”, a través de una aplicación de mensajería.

Después de consumir estos caramelos que parecían inofensivos, ambas jóvenes comenzaron a sentirse mal y debieron ser hospitalizadas.

Varios días después, una de ellas falleció, mientras que la otra fue dada de alta.

Fuente: Google

El superintendente jefe Stuart Bell, a cargo de la investigación, afirmó que estos caramelos “pueden suponer un riesgo de consumo accidental debido a su envase”.

“Debo advertir al público que no debe consumir ninguna sustancia ilegal, incluidas las envasadas en forma de caramelos de cannabis.

Por favor, no compren ni consuman estos productos. Son ilegales y, debido a su envase para niños, pueden suponer un riesgo de consumo accidental”.

Como con casi todos los productos, existen inescrupulosos que pretenden lucrar, pero no lo hacen dentro de un marco ilegal. Es así como fabrican productos sin ningún control ni permiso para hacerlo y los venden al público.

Imagen referencial – Fuente: Pinterest

Stuart Bell atacó a estos infractores que comercializan estas sustancias de manera ilegal y dijo: “los traficantes de drogas perjudican a las comunidades y ponen en peligro la seguridad de las personas. Tomaremos medidas positivas para perseguir a quienes se dedican a esta actividad, así como a quienes se encuentren en posesión de estas sustancias”.

“Le pedimos a cualquier persona que tenga información sobre quienes vendan productos ilegales como estos que hable con los agentes locales, llame a la policía al 101 o, para permanecer en el anonimato, se ponga en contacto con Crimestoppers”.

Por supuesto que existen productores que comercializan productos de calidad y seguros para el consumo, pero debemos estar atentos precisamente a quienes lo hacen sin control o autorización. Esos, pueden ser un peligro para la salud.

Imagen referencial – Fuente: Google

El acusado.

Una persona llamada Leon Brown fue detenida por este hecho y se está investigando su posible participación en la venta de los caramelos de cannabis.

Este hombre du acusado de “posesión e intento de suministro de cannabinoide sintético Cass B”, de “participación en el suministro de un cannabinoide sintético” y de “posesión con intento de suministro de una sustancia psicoactiva”.