¿Qué fue lo más loco que hiciste estando enamorado?

“El amor es la única pasión que se apodera tanto de nuestro corazón como de nuestro cuerpo, y embriaga nuestros sentidos”, dijo el poeta Louis-Philippe de Ségur. ¡Y no se equivocaba!

El amor nos da alas, valor, coraje… es sin duda lo más hermoso que nos puede pasar y somos capaces de hacer las cosas más locas; cosas que jamás creímos que fuéramos capaces de hacer.

Por amor, podríamos alcanzar la luna, cruzar océanos, alcanzar las estrellas… ¡Todo es posible! Te contamos las locuras que los enamorados fueron capaces de hacer por amor.

Fuente: Google

“Durante más de un año fui casi todos los días a la cafetería donde trabajaba este chico, fingiendo que vivía al lado, ¡cuando ni siquiera era del barrio! Lo peor es que era demasiado tímida para hablar con él. Hasta que un día, anoté mi teléfono en el ticket de la cuenta, lo dejé sobre la mesa y me dije: “si no me llama, no vengo más”. Me llamó. Estamos juntos desde hace 8 años.” Cecilia, 33 años.

“Dejé todo de la noche a la mañana por un chico por el que estaba loca, pero que no estaba seguro de quererme. Me dije: “¡Quiero tener hijos con él! Dejé mi trabajo, mi familia, mis amigos, mi país, mis costumbres, todo lo que conocía y tomé un avión sola por primera vez en mi vida, rumbo a Montreal. Nunca me arrepentí. Hoy somos felices y tenemos dos hijos.” Estefanía, 38 años.

Fuente: CANVA

“Mantuve una correspondencia de seis meses con una chica que vivía en el sudeste asiático. Un día le dije: “te amo”. Alquilé un departamento por internet, compré un boleto de avión y fui a conocerla. Ella me esperó en el aeropuerto y nos fuimos a vivir juntos. Vivimos allí durante 4 años, hasta que todo terminó. No me arrepiento”. Guillermo, 39 años.

“Mis abuelos hoy tienen 86 y 90 años. Mi abuela era maestra y fue a cubrir una suplencia en una escuela a 30 km de su casa. Ella tenía 25 años. Mi abuelo era profesor de Historia en la misma escuela; en cuanto la vio, fue amor a primera vista. Ella terminó la suplencia 2 semanas después y volvió a su pueblo. Él hizo los 30 km a caballo todos los fines de semana para ir a visitarla. 3 meses después se casaron y siguen tan enamorados como el primer día”. Sofía, 27 años.

Fuente: CANVA

“Yo vivía con mi novia y un día discutimos. Tengo que reconocer que ella tenía razón. Me echó del departamento, pero yo quería que me perdone a toda costa, así que estacioné debajo de su ventana y dormí en mi auto durante una semana. Eso la convenció de que ella era el amor de mi vida para siempre”. Sergio, 42 años.

¡Qué historias increíbles! ¡Cuéntanos la tuya!