Cada noche espera a su hija en la parada del autobús para asegurarse que llega a salvo.

Las historias de padres dándolo todo por sus hijos son interminables y esta es una más, pero no por eso, es menos emocionante.

¿Qué no haríamos por ellos? Este papá hace su aporte, porque no tiene ningún problema en ir a la parada del colectivo a esperar a su hija cada noche. Al contrario; va feliz porque sabe que vuelve a casa acompañada de él, sin correr peligro.

Fuente: Facebook

Belén Cárdenas ya es una mujer adulta, e incluso tiene una hija, pero para su padre siempre será una niña a la que debe proteger.

Es así que cada noche, el papá de Belén la espera en la parada del colectivo entre las 20:30 y las 21hs para que luego no camine sola hasta su casa.

Ella quiso hacerles saber a todos, que su padre tiene este gesto de amor hacia ella, pero nunca imaginó que su tuit se haría viral y que muchos usuarios compartieran el amor que le tiene a su “viejito”.

“Yo no llegó entre las 8:30 o 9:00 a mi casa y él está siempre esperándome en la parada. Viejito no quiero que nunca me faltes te amo muchísimo”.

Así de breves, pero de profundas fueron las palabras de Belén, destacando el gesto de amor de su padre y lo mucho que ella lo valora.

Esto reavivó los recuerdos de las personas que leyeron el mensaje de Belén y algunos expusieron sus casos.

“Mi papá tiene 68 años y hasta a mí hermano de casi 40 años él le espera así, tanto a las mujeres como y a los hombres nos trata igual, lo admiro, lo respeto y lo amo”, dijo María Virginia.

Otros, dijeron sentir una sana envidia, porque no tuvieron nunca el amor de un padre cariñoso.

“Que bendición tener un Padre así, viva representación de nuestro Papá Dios en la tierra. Me causó tanta ternura, hónralo siempre. Hubiera querido tener un padre así. Yo veía al mío una vez a la semana cuando niña, ahora ya falleció, pero lo perdoné. Dios bendiga a tu papá”, dijo otra usuaria.

Fuente: Istockphoto

Belén es afortunada de tener a su padre y de que la quiera y la cuide siempre. Nosotros, como hijos, también debemos retribuirles con amor y cuidados. ¡Cuidemos a nuestros padres!