¿Qué poster tenías pegado en tu habitación cuando eras adolescente?

Miramos a nuestros hijos con una sonrisa y con cierta condescendencia cada vez que los vemos apasionados por sus ídolos, pero… ¿no teníamos también los nuestros nosotros a su edad?

Nuestros adolescentes viven con intensidad el amor que sienten por la banda coreana BTS o por Bad Bunny y así como ellos pasan por este momento tan especial, nosotros también tuvimos el nuestro durante la adolescencia. ¿Recuerdas cuáles eran los cantantes o las estrellas que te hacían soñar?

Fuente: Google

Una búsqueda de identidad y libertad.

¿Qué se esconde detrás de esta actitud de adoración hacia nuestros ídolos?

La adolescencia es un período de la vida en que el niño que dependía de sus padres y de sus reglas, empieza a tener su propia visión del mundo y a cuestionar su educación. En consecuencia, el adolescente que se encuentra un poco perdido con su identidad necesitará admirar a alguien más que no sean sus padres. Es propio de los adolescentes.

Esos ídolos de nuestra adolescencia eran “perfectos”. Altos, hermosos, talentosos, exitosos… ¡todo lo que nosotros mismos queríamos ser!

Fuente: Google

Esta búsqueda de la identidad se identifica con estos artistas que representan en los adolescentes, lo que cada uno querría ser. Claro que siempre supimos que no éramos Madonna o Michael Jackson, pero admirarlos ya nos hacía sentirnos un poco más cerca de ese ideal y, al mismo tiempo, de la libertad.

No hay que preocuparse. De la misma forma que adorábamos a nuestras estrellas de manera casi obsesiva, también nuestros adolescentes pasarán por esa etapa y luego los ídolos seguirán siéndolo ídolos, pero de manera más racional.

¿Acaso no seguimos escuchando con ensueño las canciones de Menudo? ¡Claro que sí! Nuestros ídolos nunca dejan de serlo y también recordamos que teníamos sus posters colgados de las paredes, así como las carpetas y cuadernos cubiertos con sus fotos.

¡Cuéntanos cuáles eran los tuyos y dinos si compartes algunos de los nuestros! Volvamos a la adolescencia por algunos minutos.