Toda una comunidad se une para salvar la vida de un perro que cayó al agua.

Las historias con finales felices son las que más nos gustan.

Todo un barrio se movilizó para ayudar a un perrito que cayó al agua que se podría haber ahogado, si no hubiera sido por la ayuda de los héroes sin capa.

En la Costanera Sur, en la capital de Buenos Aires, Argentina. Las familias pasaban una tarde agradable disfrutando del río y del sol.

Fuente: TN y La Gente

Una de esas familias, era la de Karina. Ella fue testigo de lo que sucedió esa tarde.

De pronto, escuchó que la gente gritaba y se movilizaba. Se acercó a ver qué sucedía y se encontró con que algunas personas miraban hacia el agua.

Un perro había caído por accidente y la corriente se lo llevaba. El pobre perrito estaba desesperado y sin poder hacer mucho para salvar su vida.

Pero ni bien pasó el primer momento de conmoción, varias personas se reunieron para intentar ayudar.

El dueño del perro se arrojó al agua y pudo alcanzarlo. Mientras tanto, otros se improvisaron un operativo para poder rescatarlos a los dos.

Fuente: TN y La Gente

Unieron varias cuerdas y las lanzaron al agua para poder sacar primero al perro.

Los comerciantes que se encontraban trabajando en el lugar, también ayudaron.

Es hermoso ver cuando gente que no se conoce entre sí, se une para hacer algo bueno y en especial, para ayudar a un animal en problemas.

“Nadie se quedó quieto. Cada uno desde su lugar ayudó para salvarle la vida. Mi esposo fue uno de los hombres que tiró de la soga, primero para subir al perro y después al dueño que, sin pensarlo, se tiró al agua para alcanzarlo”, contó Karina emocionada.

Fuente: TN y La Gente

Aparentemente, el perro estaba jugando y corrió detrás de una paloma, sin advertir que el borde del río estaba muy cerca.

“Una niña pequeña lloraba poque creía que no podrían sacarlo, pero todos se unieron para ayudar y la historia tuvo un final feliz”, contó Karina.

Seguramente la familia jamás olvidará esta increíble experiencia.